Fotografía estereoscópica

La fotografía reproduce los objetos sobre una superficie plana y la ilusión de la profundidad es lograda exclusivamente gracias a la perspectiva y al claro-oscuro. Sin embargo, resulta posible reproducir el efecto de la visión binocular observando separadamente con nuestros ojos dos imágenes cogidas desde puntos de vista a distancia pupilar. Las primeras imágenes estereoscópicas de la historia de la fotografía son unos daguerrotipos del año 1842. La fotografía estereoscópica viene siendo utilizada principalmente para fines cartográficos.

Créditos: elidf.com

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: